Somos Social Media

Community Manager, SEO, Copywriting. Tu Agencia de Marketing Digital en Sevilla.

Latest posts
Copyright Santacruz Social Media 2014-2020
Web Profesional

Emprender: ¿Por qué contratar una web profesional?

Porque al final, lo barato sale caro.

Esa sería la respuesta corta y sencilla para poder explicarte por qué contratar una web profesional es importante para ti y tu proyecto pero, en este caso, no queremos quedarnos sólo con la respuesta fácil.

Como seguramente tú lo estés haciendo, nosotros también nos hemos tenido que enfrentar a todos los retos de comenzar un proyecto tal y como los compañeros de Santacruz Social Media explicaron en su post “¿Es fácil comenzar un negocio propio?” (aunque ese artículo tiene más de presentación que de guía).

No obstante, en el día de hoy, nosotros sí querríamos hacer hincapié en una de esas cosas imprescindibles que cualquier empresa debe tener. Y aunque el nombre, logotipo, imagen de empresa, ubicación física, etc. son importantes, en los tiempos que corren una brilla por encima de las demás: La página web.

Y es que, de la página web, se tiene que preocupar todo el mundo. Ya seas una gran empresa, pymes o autónomo; con un proyecto totalmente nuevo, ya consolidado o que necesita una renovación; en un sector difícil o con poca competencia…  una correcta, profesional y bien mantenida página web es imprescindible en los tiempos que corren.

Por esto, vamos a dejar (de momento) los aspectos que son implícitos a una nueva apertura y vamos a hablar del escaparate de tu proyecto al mundo.

 

¿Por qué contratar una página web profesional?

Las distintas páginas web en cada sector, nos las podríamos imaginar como uno de esos mercados enormes con techos altos y gran luz en los centros de las ciudades. En ellos, cada profesional tiene un pequeño puesto para atender a sus clientes y todos los carniceros están juntos, los pescaderos al lado, los fruteros también cerca, etc.

Internet es una especie de gran mercado donde aparecen clientes “transportados mágicamente” desde cualquier parte del mundo. Entonces, si tu puesto les llama la atención, te dicen: «Hey, me interesa lo que me estas enseñando ¡y quiero comprártelo!». Todo esto, sin que ese cliente deba moverse de la comodidad de su sofá, puesto de trabajo o, incluso, cuarto de baño.

Como decíamos al comienzo del post, sabemos que emprender es duro por cosas como la incertidumbre, la auto presión y, sobre todo, por el dinero. Uno tiene un presupuesto que debe cumplir y al principio parece que sólo ve gastos así que, céntimo que nos podamos ahorrar, céntimo que se quedará en caja.

 

A veces, la única forma de ganar dinero es gastarlo.

Inversión

Cuando emprendes, tienes asimilado como normal gastar lo que sea necesario en distintas partidas. Pagar Hacienda, la gestoría, quizá los abogados que hayan llevado algún trámite, a la inmobiliaria que nos enseñó el local… y sin embargo, terminas ahorrando en otras cosas igual de importantes.

Por ejemplo, simplemente le pones tu nombre a la empresa, o quizá uno que te dijeron en casa. El logotipo, lo sacas de Internet sin tener en cuenta legalidad o su adecuación a tu proyecto. Escoges simplemente el color que más te gusta y sigues ahorrando en otras cosas que, influirán en el futuro.

 

Económicamente, tienes varias opciones para tu web.

  1. La puedes hacer guiado por un anuncio de televisión que te convence de hacerla tu mismo de forma gratuita o por un mínimo precio.
  2. Entiendes que necesitas un profesional, pero buscas el más barato.
  3. Realmente comprendes su importancia y buscas al mejor profesional que te entienda y trabaje para tus intereses.

Antes de elegir, real o figuradamente, queremos hacerte unas preguntas:

  • ¿Te consideras como un profesional de tu sector?
  • ¿Sabes cómo hacer tu trabajo de la mejor manera posible?
  • ¿Marcas el precio que crees justo por tu tiempo y conocimientos?

Si has contestado a las tres preguntas que Sí, estás más cerca de entender por ti mismo qué debes contratar una página web profesional:

1.) Haces la página web tu mismo.

O si no la haces tu mismo, le pides el favor gratuito (o extremadamente barato) a tu sobrino o al hijo del vecino. Los contras de esta opción son varios.

En primer lugar, el tiempo que tendrás que malgastar en aprender a hacerlo pues, por muy fácil que sean las herramientas, debes saber cómo funcionan si quieres un buen resultado. Una vez hayas aprendido, estará el tiempo que tengas que invertir en hacer la web en sí.

En segundo, si finalmente la hace alguien que diga entender, estará el tiempo que tarda en hacerla. Por el precio que pagarás o por recibir la web gratis, no tendrás derecho real a pedir explicaciones en cuanto a su entrega y ésta puede retrasarse hasta tiempos infinitos.

Aquí el gran problema será que al final, el resultado podría obligarte a terminar cambiándola por una que realmente cubra tus necesidades. Si esto ocurre, el gasto de tiempo y dinero habrá sido innecesario.

Otro factor a tener en cuenta es que, este tipo de empresas que te dan estas ofertas de creación, tiene un número limitado de plantillas. Por esto, tu web nunca podrá ser única, pues no tienen más que varias construcciones. Un mismo competidor que haya escogido esta opción como tú, fácilmente podría tener una web idéntica a la tuya y hacer que ninguna de ellas destacara sobre las demás.

Todo esto, sin entrar en la obligatoriedad de comprar un dominio propio. Peor que tener este tipo de página, es dejar la url con un subdominio del tipo miempresa.creatuwebgratis.com o miempresa.escribetublog.org

2.) La desarrolla un profesional pero buscas uno barato

Algunas veces, quienes se hacen llamar profesionales, son los mismos hijos del vecino de los que hemos hablado antes que, después de la segunda web, ya se autodenominan así. (Aunque estamos lejos de generalizar con esto).

Si no es el caso y realmente son expertos, no podrán prestarte un servicio dedicado, personal y exclusivo. Según el presupuesto que estén dispuestos a cobrarte (o tú a pagarle), necesitará hacer más páginas a la vez. Al final, estará trabajando deprisa para hacer cuantas más páginas mejor para poder mantener su propio negocio, y eso no es bueno para ti.

Nuestro tiempo y conocimientos, (como los tuyos), tienen un valor, y rebajarlo ni es justo con los demás compañeros, ni con el propio sector. ¿Acaso tú puedes regalar tu tiempo?, ¿ofreces productos o servicios gratis? hacerlo así es como se dice, pegarte un tiro en el pie. Una web, por muy profesional que sea el diseñador, hecha en tiempo récord, nunca estará bien hecha.

Además, por muy preparado que esté un profesional y la experiencia que tenga, no puede saberlo todo de todo. Si es bueno desarrollando, no será bueno diseñando o, si lo es, no será bueno con el posicionamiento natural.

3.) Buscas al mejor profesional.

En este caso, simplemente te diríamos: “no busques más, ya nos has encontrado” 😊

Para nosotros y, si has contestado afirmativamente a las preguntas que te hemos realizado antes, para ti también, es la única elección realmente viable.

Es cierto que puede ser la que requiera una mayor inversión pero, es la única que precisamente se puede considerar como una inversión y no como un gasto, de tiempo y dinero, como en las dos opciones anteriores.

En este caso, un grupo de profesionales, podrán convertir tus ideas y deseos en un proyecto tangible, usando sus conocimientos y las mejores herramientas. Seguramente tengas la tentación de pensar que es caro pero, igual que tú conoces tu sector, nosotros sabemos lo difícil que es desarrollar, diseñar y posicionar correctamente una página web.

Y aunque hay más motivos para poder demostrarte la importancia de contratar una web profesional, un ejemplo será la mejor forma de explicarlo.

 

¿Y si te preguntáramos qué tarta quieres para tu cumpleaños?

Tu Web como una tarta

Podrías dejarlo todo y perder tu precioso tiempo aprendiendo a hacer una. ¿Qué podría salir mal? Quizá que tus invitados se acabaran yendo porque solo has hecho la tarta y ni siquiera sabe bien.

Si no quieres aprender porque tienes que hacer la compra o decorar la casa y se lo pides a un invitado, podrás encontrarte con una desagradable sorpresa. Desde que tampoco esté buena, a que no la tenga a tiempo. Desde que no la haga del sabor que quieres, a que algún ingrediente te de alergia. Y si sabe bien, que el aspecto final no sea atractivo* y ya se sabe, “si algo no te entra por los ojos…”

No tienes tiempo y no quieres pedírselo a nadie, pero necesitas algo rápido y económico porque tu cumpleaños es YA. Vas al supermercado de la esquina, te acercas a la sección de congelados y te compras la primera tarta que ves. No demasiado mala de sabor, pero idéntica a tantas otras que hay a la venta. Al final, tus invitados le dan un primer mordisco y luego, la dejan para seguir comiendo las galletas o los mini sándwiches (que están mejor).

Por último, sabes que tu cumpleaños es importante y quieres celebrarlo como te mereces. Quieres disfrutar de él y sorprender a tus invitados. Quieres que la tarta acompañe tu idea de un día perfecto y dejarlos con la boca abierta por su sabor y apariencia. Que todos quieran repetir y subir sus fotos comiéndola a Instagram. Por todos estos motivos, la encargas con tiempo a una pastelería artesana que utilizará los ingredientes que le digas y la harán de tu sabor favorito. Si fuera poco, te harán un diseño único a base de chocolates y fondant para decorarla o incluso, darle la forma exacta que tú quieres…

 

Tenemos los utensilios preparados ¿#comenzamos con tu tarta?

Los ingredientes los elegirás tú y en lo que a nosotros se refiere, como The Cave Corp. ponemos a tu servicio (y en exclusiva), las mejores herramientas y toda nuestra experiencia:

Todo un estudio de diseño gráfico que trabajará en realizar tus imágenes o modificar las que tengas para que sean perfectas para lo que quieras transmitir.

Un desarrollador web cualificado lo hará para que todo en tu web funcione perfectamente y su navegación sea una experiencia única.

Una agencia de Social Media se preocupará de realizar lo necesario para aparecer en buscadores. Creará textos atractivos para tu web o modificará los que tengas, además de trabajar para realizar un primer trabajo de SEO para aparecer en buscadores.

Así que, ya sea que finalmente confíes en nuestro trabajo o lo hagas con algún otro compañero, infórmate de qué podemos ofrecerte y que cumplamos con tus expectativas. Confiamos en que después de explicarte los beneficios de contratar una web profesional, no te fijarás sólo en el presupuesto.

¿Sabías ya que lo mejor era contratar una web profesional o habías pensado en hacerla tú solo?, ¿la hiciste gratis en su momento pero al final has tenido que cambiarla? ¡Cuéntanos tu experiencia!

 

*¿Has visto el programa “NIQUELAO” de Netflix?, te invitamos a que lo veas si no lo conoces porque será una forma increíblemente gráfica de ver de lo que estamos hablando.
No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha en el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies